LABRADOR

El Labrador paciente y atento cercano y alegre sabe hacerse querer tanto por los niños como por los mayores.

Su amor indefectible hacia sus dueños lo incita a hacer todo para ellos. Es un perro al que le encanta agradar a sus dueños y, por ello, intenta siempre complacerles en todo lo que él considera oportuna. Esta faceta suya es otra de las que puede cansar a los dueños, pues siempre está intentando ayudar. Eso sí, a su favor diremos que es un excelente compañero para cualquier momento y circunstancia: sabe ser mimoso, jugador, deportista, aventurero,... Si te gusta sentirte siempre acompañado y comprendido, este perro es una excelente elección: hará tu vida más bella.

Es también un ayudante fuera de lo común. Su olfato es muy útil .. Además, su gran capacidad para gestionar y afrontar responsabilidades, le hace muy útil como perro para minusválidos y ciegos. Su gran amabilidad y paciencia son útiles para personas mayores, niños con dificultades.

ENÉRGICO - ACTIVO

FAMILIAR

DOMINANTE ANTE OTROS PERROS

COMPATIBLE CON NIÑOS

1/1